• Mónica Oppezzi

Desgracia, novela de J. Coetzee.

Hoy vamos a hablar de la novela Desgracia de John Coetzee, la cual en 1999 fuera galardonada con el premio Booker.

Coetzee nació en 1940 en Ciudad del Cabo. En el año 2003 se le otorga el premio Nobel de literatura. Gran parte de su obra literaria, está marcada por un estilo simbólico y metafórico, cuestionan el régimen del apartheid y cualquier tipo de racismo, y por el uso de la política como alegoría.


Desgracia, galardonada con el premio Booker
Desgracia, galardonada con el premio Booker

La novela Desgracia, está ambientada en la Sudáfrica post-apartheid.

Relata la vida de David Lurie, un profesor de Literatura en la Universidad de Ciudad del Cabo, quien a los cincuenta y dos años, tiene poco de lo que enorgullecerse. Divorciado en dos ocasiones, y en un marco conservador de la sociedad sudafricana y de su entorno universitario, el sexo es su único aliciente, obsesión que le hace preferir un tipo de chica prototípica.


Al comienzo de la novela frecuenta a una prostituta de origen árabe.

Al abandonar esta relación, una alumna de su clase cautiva su atención, y pronto iniciará un acalorado romance, hecho que saltará a la luz como escándalo en el seno universitario y que trascenderá a los medios.


Cuando se destapa su relación con la alumna, David, en un acto de soberbia, preferirá renunciar a su puesto antes que disculparse en público.

Rechazado por todos, abandona Ciudad del Cabo y va a visitar la granja de su hija Lucy. Allí, David verá cómo se desmoronan todas sus creencias en una tarde de violencia implacable.

Lucy vive junto a un vecino autóctono llamado Petrus, en tierras asignadas hasta aquel entonces a las viviendas de la población negra, permanentemente se enfrenta al maltrato, producto de todo un pasado prolongado de discriminación social. Petrus, su vecino representante de la raza negra, es la simbología de la ambigüedad entre un vecino solidario y una persona que apoya a su pueblo, tan perseguido y segregado sistemáticamente.


La granja de Lucy es saqueada, sus perros asesinados y ella violada por un grupo de jóvenes, presuntamente negros. Justamente, uno de los sospechados agresores es familiar de Petrus, quien se debatira entre apoyar a Lucy, y a su sobrino. A su padre intentan quemarlo vivo pero finalmente logra salvarse. Esto desencadena la tragedia que enmarca la novela, el punto de inflexión y de no retorno.


A partir de ese episodio trágico, la novela escenifica una caída en picada de las vidas de Lurie y de su hija. Lucy se entrega completamente a su destino, ocultando dolorosamente el miedo y la indignidad, y a la crianza de un hijo producto de la violacion. No puede pensar con claridad y tampoco se pone de acuerdo con su padre.


Las relaciones entre ellos se degeneran. Los personajes entran en un derrotero espeso en el que sus vidas se hunden irremediablemente. No se corrompen porque ya el medio lo ha hecho por ellos.


M. Opezzi

whatsapp-verde.png

A Hilda la escuchás AQUI

La Yapa. SAB 12:00Hr - AM 550
00:00 / 01:04

Mirá También: