http://media.neuquen.gov.ar/rtn/radio/playlist.m3u8
top of page

El cumple de Bilardo, el Dr Fútbol.

La camiseta que sudamos todos. Feliz cumple loco hermoso y gracias!


“Muchos medios me mataron por esa propuesta…Queríamos ir a Tilcara y nos decían: “¿Por qué mejor no van a Rusia?” ¡Y seguro que si íbamos a Rusia nos cuestionarían por qué no fuimos a Tilcara!”.


Lo importante, de todos modos, no era congraciarse con las redacciones ni los DT de cafetines. “No interpreta el fútbol argentino” decía el presidente de la AFA.


“¿Para qué sirve este viaje a Tilcara?”, preguntaba en mayúsculas el título de un diario que terminó cubriendo la Selección en La Quebrada de Humahuaca.

Los experimentados cronistas creían haberlo visto todo, y esta locura del Dr parecía superarlos. Un partido empieza 6 meses antes y este empezó el 6 de enero de 1986 en el estadio de Pueblo Nuevo, a la vera del milenario Pucará, en un humilde potrero de tierra y piedras ,más algunas zanahorias desparramadas, que denotaban que semanas antes habían estado cultivando.


La intensa rutina era interrumpida solo cuando se organizaban excursiones futbolísticas a otros pueblos de la Quebrada para jugar con equipos zonales. El periplo relata que los jugadores estuvieron en un carnaval y les enseñaron a honrar la Pachamama (por pedido del dr) y que una noche de incognito una muchacha del hotel le pintó los labios, los ojos, todo. “Yo bailaba bien – recuerda el doctor- hasta que vi a uno y ahí me deschavé: ‘salí de ahí, pelotudo!, le grité”. Ahí todos comprendieron que esa señora vestida de coya era en realidad el entrenador.


Una leyenda angustia el recuerdo de los creyentes “el pedido (o no)" a la Virgen de Copacabana para ganar el mundial. La cuestión es que ese mundial se ganó y de ahí nada más fue felicidad.


Una foto que delata al entrenador en cuerpo y alma (según mi analfabeta experiencia en fútbol) es la mirada ante un anciano ciego escuchando la radio en la puerta de su casa de Maimará.

El hombre oía un partido local y ante el gol de su equipo dejó la radio en el suelo y gritó eufórico y con unos saltitos agarrándose del bastón.


El Dr Carlos Bilardo se dio vuelta en el colectivo, miro entre lágrimas a los jugadores y le dijo: “Cuando estén en México jugando, recuerden jugar para todo el país, para los cronistas criticones y las anónimas -como la sra que nos enseñó el ritual de la pachamama- y hombres que si gritan ahora así?; ni les cuento lo que será con un gol de Argentina en el mundial.


”No se olviden que a la camiseta la suda todo el papis, y que en estos pueblos muchos la sienten más que ustedes".


Comments


whatsapp-verde.png
boton casa de las leyes.png

PELICULAS

MUSICA

LECTURA

FOTOS.png
museo parlante apaisado.png
Banner350200.gif
bottom of page