http://media.neuquen.gov.ar/rtn/radio/playlist.m3u8
top of page

“El Mingo” y su valiosa poesía

Su nombre recuerda a un vecino que tuvimos alguna vez: “el Mingo”, una síntesis de su nombre verdadero: Domingo. Su apellido es Racedo, simple: Domingo Racedo y su firma debajo de los poemas que publica y comparte. Pero para todos es Mingo, así de sencillo como su andar, su decir, su sonrisa.


Hace poco tiempo salió su libro bajo el título: “abcd verdad la poesía”, es decir: su verdad en cada verso.



La poesía de Racedo está poblada de imágenes, sentires, colores, que pertenecen al mundo real, sin vueltas es capaz de hablar del dolor provocando un vacío difícil de expresar y se tira con un fuelle mirando a la luna como si nada.

Así es el Mingo, que con su compañera Carmen armaron un ejército de a dos y avanzaron sobre la tierra de aquel rincón patagónico “El arroyón”, para florecer en tomates y yuyos sanadores, en días de ordeñes y acarreando ramas para multiplicar árboles.


Mingo y Carmen armaron “Las ovejas descarriadas” hace mucho tiempo y con músicos y compañeros han recorrido lugares, sitios de marcada nota popular, con la poesía vibrante y necesaria.

Cuentan que Mingo hizo de todo en su vida, lo que quiere decir que trabajó en tantos lugares y de tantas formas que es difícil ponerle otro nombre que no sea el de “laburante”.


Pero algo pasó con este cordobés, algo le pasó con la palabra, porque se adueñó de ella de una manera que es como si la hubiese inventado. Cada cosa que nombra toma un profundo significado, pareciera que le mide el tiempo, el ritmo, hasta el sabor de cada una de ellas.

Su libro está prologado por una actriz y música mapuche muy querida y respetada: Luisa Calcumil, y orienta su lectura con el alfabeto: de la A a la V, cuenta con ilustraciones de Luis Nichela, una presentación de su compañera Carmen Remolins y la edición de Grupo editor 7.


Algunos versos dicen del amor: “Uno no debería morir de amor/en años malos/ni tampoco andar luna arriba/tratando de no perder el nombre”, pero también hunde su pluma en la realidad cuando dice: “El humo se elevó y llovió cenizas/las garras destrozaron otra vez los nidos/anda la guerra pariendo huérfanos/ y la humanidad dando via libre a sus verdugos”.


Mingo Racedo está hecho de pura sensibilidad sin nublar la mirada, es la tierra, el hombre, su paso por este planeta, la vida, y de tanto amar lo simple se detiene en la jarilla y le reza: “Hacen mezcla de cera con tu savia/para tocar el dolor y suavizarlo”, y habla de aquel sobreviviente que alguna vez visitó sus días:” “El tipo acomodó un buen tango/puso el fuelle como mirando a la luna/y como si sentara a su amada en el regazo/ comenzó hacerlo hablar mientras temblaba”.


Hay niñez y patios en la poesía de Racedo, hay calles, barro, cielos abiertos, amor, dolores, recuerdos, memoria y también la aguja que atraviesa la realidad para desnudarla.

“abcd verdad la poesía” es un libro hecho para ser abierto en algún momento del día, saborearlo antes del ocaso y esperar otro día más.


Comments


whatsapp-verde.png

A Hilda la escuchás AQUI

CLICK_AQUI.jpg

Mirá También:

PELICULAS

MUSICA

LECTURA

bottom of page