http://media.neuquen.gov.ar/rtn/radio/playlist.m3u8
 
  • Hilda López

Jorge Marziali, grapa y miel

No recuerdo con precisión fecha, pero fue entre los años 1998/1999. Jorge vivía en calle Rivadavia a pocos metros de Cerrito en la Ciudad de Buenos Aires.

Era un pequeño apartamento de una casa de inquilinatos muy antigua. El espacio era pequeño. a la entrada un pequeño pasillo que oficiaba de ingreso distribuidor de una habitación amplia con piso de pinotea, un baño pequeñísimo con una bañera descascarada, una cocina donde solo una persona parada podía entrar.


Yo venía de Neuquén a buscar refugio entre los compañeros músicos que estaban en la ciudad. No debí buscar mucho, inmediatamente Jorge puso a mi disposición un lugarcito compartido. Obviamente al ofrecerme su habitación, me negué a ocuparla quedándome en ese pasillo donde colocamos una puerta vieja (comprada en una compra venta de por ahí), sobre dos caballetes. Debajo pusimos un colchón donde imaginé un dormitorio, alumbrado por una pantalla devenida de una maceta de plástico que Jorge convirtió en lámpara para mis lecturas nocturnas.


Recuerdo el piso de su habitación regado de ropa que se cambiaba según la ocasión. La ropa era en su mayoría, comprada en una de esas casas llamadas “Ferias Americanas", donde lo acompañé en varias oportunidades divirtiéndonos en la prueba de las prendas que no siempre calzaban justas. Siempre pensé que Jorge tenía vocación de "ciruja", cosa que él festejaba sin problema alguno.

Pasaban los días y la economía iba en baja, es decir no aparecían los contratos para él y los trabajos de periodista para mi. Sin embargo con monedas llevábamos una digna cotidianidad regada por grapa con miel que recibía de algún amigo mendocino.

Jorge Marziali:  autor, compositor, poeta, cantor, músico argentino (1947-2017)
Jorge Marziali: autor, compositor, poeta, cantor, músico argentino (1947-2017)

Jorge escribía sus canciones en una vieja computadora que solo se podía usar para escribir, cantaba sin pausa las melodías que salían de su talento y disfrutamos juntos temas que luego poblaron su magnífico repertorio.


A la madrugada solíamos salir a caminar por la calle Corrientes tomados del brazo, ambos con tapados largos y boinas inclinadas sobre nuestras cabezas (hacía frío), conversando sobre tantos proyectos como sueños que hacían nuestro documento de supervivencia.


Fueron días y noches imborrables. Nuestra amistad se afianzó de tal manera que era imposible pensar en ausencias, en despedidas, en olvidos. Fue una etapa que sucedió a tantas otras: cuando esperábamos el nacimiento de Simón, cuando las mudanzas varias, el coche viejo, el río de palabras, poemas, notas, todo era una vorágine de vida pura, de vida en serio, de vida para siempre.


Hay mucho más de esta amistad hermandad que conoció otros paisajes, momentos, personas, experiencias compartidas. Pero me detengo aquí. Jorge está destapando otra botella de caña con miel y yo no voy a faltar a esa cita.


Hilda López #jorgemarziali #relatosescultura #hildalopez #musicayvida

whatsapp-verde.png

A Hilda la escuchás AQUI

CLICK_AQUI.jpg

Mirá También:

PELICULAS

MUSICA

LECTURA