http://media.neuquen.gov.ar/rtn/radio/playlist.m3u8
top of page

Otra vez Cosquín, y van….(HL)

Estos días de enero, como todos los años hace 63, se repite la convocatoria para el Festival Nacional del Folklore en Cosquín, provincia de Córdoba. Los participantes en el escenario mayor que llegan de distintas provincias del país, pasan por los “pre” Cosquín que se realiza por región en casi todo el país. Es decir, hay bailarines, cantantes, compositores, decidores, coreógrafos, maestros, que en cada lugar ponen lo mejor para lograr ser elegidos para participar de tan importante festival.


Hay mucho esfuerzo, horas de ensayo, traslados, vestimentas, recursos propios y pocos de algunos organismos o instituciones que apoyan la movida para armar una presentación que compita y gane. Así se llega a Cosquín por parte de las regiones del país, con mucho trabajo y sueños.

Por otro lado, la grilla de artistas con trayectoria reconocida, se maneja con el criterio de la Comisión Organizadora y con recursos que provienen del estado, de instituciones públicas y privadas, de empresas y comercios, además del ingreso por las entradas a cada noche de las nueve que tiene el festival. Los artistas contratados surgen de un acuerdo entre productores y Comisión, lo que hace que cada uno de estos Festivales tengan (en su mayoría) las mismas caras, los mismos artistas, los mismos todo, sin grandes sorpresas, como siempre con excepciones.


Festival de Cosquín 2023
Festival de Cosquín 2023

Sobre la calidad de cada uno de los grupos o solistas, es el público el que opina, apoya, aplaude o rechaza sobre una figura que ha elegido por distintas razones en sus días de escuchar el bombardeo a través de los medios. La elección no es un milagro de su naturaleza, es un producto cultural al que fue llevado por el mercado que copa los medios desde siempre.


No es lo mismo Palavecino que Coplanacu y ambos hacen música folklórica, uno vende millones y el otro no. ¿Quién gusta más?, el público (al menos en Cosquín) disfruta de ambos, y en lo personal, descontarán quien me gusta más.

Lo que está claro(creo) es que Cosquín es una vidriera fantástica en todo sentido. Lo que pasa en la calle, en las plazas, a la orilla del río, en las peñas durante nueve días es único, no se tiene noticias que ocurra en otros lugares del mundo, repito: no se tiene noticias aunque ocurra. Eso es lo que debería tenerse en cuenta a la hora del análisis. Hay mejores y peores, hay gritones y desafinados, pero también aparecen voces que se descubren masivamente después de años de remarla, como es el caso de Belén Herrera y Sofía Assís ,ambas tucumanas, y volver a escuchar a Micaela Chauque con su Tilcara en los vientos y grupos de excelentes bailarines venidos de todos lados.


Fuimos campeones en el futbol, no creamos que lo seremos en todos los rubros del quehacer popular. Cosquín nos dará vergüenza y orgullo, nos encontrará con voces queridas, necesarias y homenajes sorprendentes, como el de Hamlet Lima Quintana o Eduardo Falú, pero también es una forma de mostrar el país que somos: alegres y pesimistas, afinados y desafinados, desprolijos, quejosos, amigueros y tantas cosas más.


Hace 63 años repetimos que nos duele y nos gusta Cosquín, nosotros ¿qué hemos cambiado?.


Comments


whatsapp-verde.png
boton casa de las leyes.png
calf.png

PELICULAS

MUSICA

LECTURA

FOTOS.png
museo parlante apaisado.png
bottom of page