http://media.neuquen.gov.ar/rtn/radio/playlist.m3u8
 
  • P. Montanaro

Los murales como documentos históricos

Un aluvión de pintores invaden la ciudad de Neuquén. Hay murales que nos sorprenden a la vuelta de la esquina y nos llenan de placer. Una mirada sobre lo cotidiano, un pincel y las ganas de comunicar sentires se plasman en obras bellas, necesaria. El artículo que compartimos del periodista Pablo Montanaro es una señal y un aporte. #layapacomparte

 

Visitó a su amiga y le hizo un regalo que embelleció a todo el barrio


El neuquino Agustín Begueri, quien vive en Córdoba, visitó Neuquén y realizó un grabado en la vivienda de Ain Molina en el barrio Muten.


Hacía varios años que Agustín Begueri y Ain Molina, amigos desde la adolescencia, no se veían. En aquellos años juveniles vivían en barrios distintos, ella en Muten y él en Santa Genoveva, pero tenían el mismo grupo de amigos. Luego, por cuestiones de estudio, cada uno tomó otros rumbos. Agustín se fue a Córdoba a estudiar a la Facultad de Artes Visuales en la Universidad Nacional de Córdoba, donde obtuvo la licenciatura en Grabado y actualmente reside en esa provincia, y Ain volvió a Neuquén, donde vive en la casa de sus padres, luego de unos años en Buenos Aires.


Ain Molina - barrio Muten
Ain Molina - barrio Muten

La mujer se enteró que su amigo estaba con ganas de pasar unos días en Neuquén y plasmar con su talento artístico una serie de obras en la ciudad. Agustín tiene 34 años y cuenta que nació en Jujuy pero de muy chico se vino a vivir con sus padres a Neuquén.


“Hice la primaria en la Escuela 2 y el secundario en el colegio Santa Teresa de Jesús. Neuquén es el lugar que me brindó valores, me hizo crecer y me formó en lo que soy hoy”, explica el artista a LMNeuquén. Y agrega que le gusta caminar la ciudad “tener a pocas cuadras un río o la nieve a 400 kilómetros”.


Para costear el viaje y la estadía de Agustín como así también los materiales que necesitaba para concretar sus obras, Ain organizó una rifa con cuatro premios, convocatoria que tuvo una gran aceptación entre los vecinos de Muten porque el objetivo es “embellecer el barrio con la intervención de obras artísticas”, comenta la mujer.


Con una vasta experiencia en xilografía, una técnica de grabado realizada a mano sobre madera, en octubre Agustín intervino la pared del frente de la casa de Ain con un xilomural de 9 metros de ancho por 5 de alto. “Con la técnica de xilopegatina, la obra presenta dos personajes, Kotaix (espíritu del cielo), que corresponde a la cultura selknam, originarios del sur de Argentina y Chile, y la otra es Carambada, asaltadora de caminos del siglo XIX en México. De fondo se puede observar una trama de un paisaje de traslasierra de Córdoba”, explica. Señala que haber tomado estos dos personajes “fue como posicionar dos personajes icónicos de la cultura latinoamericana y hacer reflexionar al transeunte”.


“La xilografía me exige incluir la fuerza corporal al incidir con las gubias en la madera, la actividad artesanal con dedicación e inversión, con alto contenido de tiempo, termina siendo una actitud política, en un medio donde domina la inmediatez y el consumo”, describe.


“Hacer esta obra fue una forma de retribuirle al barrio Muten y a Neuquén lo que me ha dado en la vida, es el lugar que me brindó valores, me hizo crecer y me formó en lo que soy”, dijo el artista plástico Agustín Begueri. Destaca la “movida” que se generó en el barrio durante su labor en Arabarco y Ñire “los vecinos se acercaban para conversar y compartir un mate. Todo fue hermoso”.

“Ahora la gente pasa por la calle y se queda impactada porque el mural que hizo Agustín es imponente”, dice Ain quien se muestra orgullosa de posar junto a la obra de su amigo.


Un reencuentro a puro arte

Los días que pasó Agustín Begueri en Neuquén no sólo estuvieron destinados a realizar el xilomural en el barrio Muten y reencontrarse con viejos amigos. También se dedicó a caminar por la ciudad y disfrutó del Museo a Cielo Abierto, inaugurado recientemente en el paredón del Cementerio Central, en el que reúne obras de cincuenta artistas neuquinos.

“A la ciudad la ví bella, con los espacios verdes bien mantenidos. Todos mis amigos me decían que tenía que conocer el Museo a Cielo Abierto que está muy bueno”, comenta. Y agrega “me gustaría que también estas propuestas artísticas se trasladen a los barrios”.


Quiso sumar su talento artístico en ese espacio de arte. “Al costado del Museo pinté ‘Sin pan y sin trabajo’ de Ernesto de la Cárcova”, considerado el primer cuadro de tema obrero con intención de crítica social en el arte argentino.


Quienes habitualmente transiten por la avenida San Juan a la altura de Miguel Ángel Camino de esta ciudad podrán encontrar otra de las obras de Begueri, en este caso un mural con la figura del bandoneonista Astor Piazzolla. "Ese mural lo hice en 2016, los dueños de la casa me ofrecieron la pared de su vivienda para hacerlo. Me gusta mucho la música de Piazzolla, como también la de Charly García y del 'Flaco' Spinetta. Son para mí los tres referentes musicales a nivel nacional".

Agustín Begueri, artista
Agustín Begueri, artista

En su extensa trayectoria artística, Begueri ha realizado numerosas intervenciones en grabado. En mayo de este año inauguró un mural dedicado a Leonor Marzano, una artista musical y compositora cordobesa más conocida como "La Leo" que fue integrante del primer grupo de cuarteto de la historia. También ha realizado restauraciones de monumentos en la Plaza España y Parque Sarmiento de Córdoba, donde actualmente vive. También se ha capacitado en joyería contemporánea con Florencia Gargiulo y en orfebrería mapuche con el orfebre Carlos Essains de Neuquén.


Además es docente en la Licenciatura de Artes Visuales de la Universidad Nacional de Córdoba.


Pablo Montanaro - Publicado en la mañana Neuquén

#artescultura #muralesneuquen #layapacomparte #pablomontanaro