http://media.neuquen.gov.ar/rtn/radio/playlist.m3u8
 
  • Fernando Barraza

La censista llegó en bici...

La censista llegó en bici, la helada se estaba levantando en mi barrio. No sabés la roskilla que hacía.

El colchón de hojas de álamo no le dejaba ver bien la calle. Era una piba jovencita, no mas de veintipocos, era la primera vez que venía a mi barrio. Todo la desconcertó, la distancia chacarera entre casas y esta disposición caótica de las vecindades. Es que algunos frentes dan al costado de otras casas, otras están en diagonal, otras perdiiiiidas alláááá al fondo. Y así. Aquí vivimos de esa manera, son todas casas desparramadas en zona de chacra.


Ella, sin embargo, le puso mucho empeño para tratar de entender toda la situación y mirando con contemplación silenciosa intentó avisorar cual era -concretamente- su territorio de laburo hoy. No dejaba de sonreír, a pesar de estar un poco aterida.


Planillas, bolsito de tela del censo colgando del manubrio de la bici. La lapicera que le funcionaba de a ratos. Su equipo era ese.



Por suerte la mayoría ya habíamos hecho el censo en la web, por lo que -seguramente- a esta hora debe estar en su casa, descansando tras una jornada de laburo intensa. Pewmagen (ojalá) así sea, amiga.


Escribo y cuento todo esto porque me cuesta interpretar qué cosa es la que se critica a nivel furia sobre el censo. Leo aquí y allá y escucho en la cola del super cosas al respecto. Muchas en contra. Entiendo que haya personas que sean un poco anti estado (por izquierda o por derecha), pero así y todo no termino de comprender qué es lo que estaría mal de saber con detalles la cantidad de habitantes que somos, las condiciones sociales en las que nos encontramos a nivel infraestructura hogareña, los estudios que tenemos, la proyección laboral que vivimos, nuestras raíces y percepciones étnicas y/o de género...


¿Qué hay de malo en todo eso?


Que el Estado tome nota científica de todo esto ¿No es acaso una oportunidad para la consagración de derechos? Derechos que deberemos empujar de a todos, no esperando el milagro, claro.

Si el discurso es anti censo ¿Cuál sería la propuesta: que no contabilicemos socialmente nada de lo que el censo contabiliza?


En contra de esta institucionalización, la de censarnos cada diez años, qué es lo que propondríamos... ¿Un mundo sin estados, sin regulación, sin QUÉ?... No lo se... me parece todo un poco como demasiado díscolo al pedo. Estar en contra del censo ¿es una buena idea? Sobre todo porque no entiendo que se propondría a cambio... ¿la toma del poder por la fuerza para instaurar un régimen anti censal? ¿la ausencia de estadísticas?... ¿QUÉ?


Ahora pienso de nuevo en la censista, en su bici, en las manos frías anotando datos y relevando códigos web. Pienso en ella intentando resolver, en su denodado esfuerzo por hacer las cosas bien, y luego pienso en las campañas que hubo en redes "para que nadie trate mal a los censistas"...

¿¿¿Enserio lo dicen???


¿Tan atravesados de okote estamos como sociedades globales que nos la vamos a agarrar con los y las censistas?


A veces me cuesta un poco entender el mundo en el que vivimos. Me pasa seguido, y en esos momentos suelo aferrarme a cosas VERDADERAS, como la piba del censo, a la que le pregunté si necesitaba algo, que le pasara un equipo de mate, algo para papear, lo que fuera.


"No, ahora que entendí tu barrio quiero avanzar con el trabajo" me dijo, me saludó sonriendo y se fue caminando, agarrada de su bici, a golpear las manos a la casa de atrás.

La vi irse y no me costó mucho darme cuenta qué era "lo verdadero" de esta jornada y qué una montada en cólera más de todas las que se nos proponen para no poner atención a lo que realmente importa. Así se me contagió la sonrisa de la censista y dejé de pensar en todas esas otras cosas que no hacen más que ponerme cejijunto...


Fernando Barraza #censo2022 #argentinapais #fernandobarraza #aguantetodo #todoescultura

whatsapp-verde.png

A Hilda la escuchás AQUI

CLICK_AQUI.jpg

Mirá También:

PELICULAS

MUSICA

LECTURA