• Mario Cippitelli

El duende pintor de cordillera

Supongamos que existe. ¿Por qué no?. Lo imaginamos pequeño, creativo, talentoso y, sobre todo, muy paciente con sus pinceles y paletas de colores.

Marcelo Berbel lo descubrió hace años y le dedicó una canción. "El otoño en Huechulafquen no es otoño, es un duende pintor de cordillera, es un canto a la vida porque tiene en el alma una eterna primavera", dice la primera estrofa del poema que terminó en canción.

Cada vez que comienza el otoño en la cordillera neuquina empieza una increíble y bella transformación de colores en sus plantas, árboles y pinos. No se trata de una paleta de amarillos y ocres. Hay muchísimos más; tantos, que parece increíble que la naturaleza le haya dedicado tanto trabajo a este rincón de la Patagonia para transformarla en una obra de arte cada vez que llega el otoño.


Por eso creemos en la existencia de este mágica ser que durante gran parte del año descansa y cada 21 de marzo comienza con la enorme y hermosa tarea de pintar la cordillera.


"Otoño en huechulafquen"

(Letra y música: Marcelo Berbel)


El otoño en Huechulafquen no es otoño,

es un duende pintor de cordillera,

es un canto a la vida porque tiene

en el alma una eterna primavera.


Desde el verde mallín que adorna el valle,

hasta el rojo que incendia los faldeos,

amarillo y rosado sube el bosque

y en la cumbre, celeste entra en el cielo.


Cuando llegue mi otoño bien quisiera

que aunque sea un poquito se parezca

a ese otoño que existe porque tiene

en el alma una eterna primavera.


Desde el verde mallín que adorna el valle

hasta el rojo que incendia los faldeos

amarillo y rosado sube el bosque

y en la cumbre celeste entra en el cielo


El otoño en Huechulafquen no es otoño

es la muestra acabada de lo bello

en la tela milenaria del paisaje

funde el tiempo inexplicable con los sueños


Arcoíris vegetal, color que vive

en las hojas, en el pasto y en la flor

y la nieve silente de los cerros

fija el rostro del sol y le da luz.


Cuando llegue mi otoño bien quisiera

que aunque sea un poquito se parezca

a ese otoño que existe porque tiene

en el alma una eterna primavera

Cuando llegue mi otoño bien quisiera

ser un duende pintor de cordillera.


M.Cippitelli #otoñoenhuechulafquen #marceloberbel #colorespatagonia #neuquen #mariocippitelli

whatsapp-verde.png

A Hilda la escuchás AQUI

La Yapa. SAB 12:00Hr - AM 550
00:00 / 01:04

Mirá También: